RESTAURANTE ALAMEDA

La Rioja siempre es un buen destino para los amantes del vino, pero hay mucha gente que todavía no ha descubierto los secretos gastronómicos de esta zona de España que sabe comer muy bien. Hace poco tiempo, estuvimos en Logroño, la bella capital riojana, y comprobamos que, aparte de las excelencias de la conocidísima calle Laurel, hay lugares en la misma ciudad y sus alrededores que merecen una visita. Cierto que quien viaja a Logroño, indefectiblemente, tiene que darse un garbeo por su calle más emblemática. En ella hay bares, tabernas y restaurantes de todos los estilos, en los que el vino es el gran protagonista, acompañado por las tapas típicas de la zona en un despliegue total de sabores y texturas. Es un Logroño abierto al mundo y a la felicidad, que presume de lo suyo con argumentos imparables. Nosotros, que desconocíamos lo secretos gastronómicos de esta ciudad y de su Comunidad, quedamos prendidos de sus encantos para siempre y ya estamos deseando volver a deambular por sus calles y sus plazas al encuentro de la verdad más pura en el comer y en el beber. La calle Laurel ya es para nosotros una de las calles más “sabrosas” de España y la que mejor vende al mundo la categoría de la Rioja.
Cerca de Logroño, en FUENMAYOR, está uno de los templos del buen comer de estas tierras riojanas, el RESTAURANTE ALAMEDA, una de esas joyas que uno se encuentra de cuando en cuando viajando por España. Está muy bien decorado y en cuanto cruzas la puerta de entrada te encuentras como en casa por la calidad del servicio y sus contínuas atenciones. Fuimos un grupo bastante numeroso una noche de jueves, estaba muy animado y nos atendieron de maravilla. Probamos un montón de platos, las croquetas de jamón son sublimes, de las mejores que hemos comido nunca. Nos atrevimos con un carpaccio de cigalas perfectamente aliñado y no nos arrepentimos de pedirlo. Hay que probar sí o sí los garbanzos con bogavante, un plato extraño pero sabrosísimo y muy logrado. Las alcachofas con almejas y berberechos fue una de las grandes sorpresas agradables de la noche. Nos gustaron los salmonetes confitados y los pimientos del piquillo caramelizados, dos platos de mucha calidad y finura. Y como colofón, lo que por aquellas tierras riojanas llaman la mejor chuleta de España. No sé si estarán en lo cierto, pero puedo afirmar que es algo grandioso y que tiene bien merecida su fama. De lo mejorcito que hemos probado nunca. En resumen, valió la pena ir a Fuenmayor y visitar el ALAMEDA. Sólo una pequeña pega, a la hora de las copas, fueron bastante “tacañetes”, sobre todo teniendo en cuenta la factura que pagamos, pero, a pesar de ese detalle, os recomendamos que no dejéis de ir al ALAMEDA de Fuenmayor. No os defraudará.

RESTAURANTE ALAMEDA
Plaza Félix Azpilicueta 1
26360- FUENMAYOR (La Rioja)
Tfno. 941 450 044

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s