EL RINCÓN DE JOSE

Los alrededores de la calle Huertas de Madrid aspiran a ser una de esas zonas de visita obligada para los madrileños de toda la vida y para los que visitan la gran ciudad con ganas de pasarlo bien y disfrutar del buen comer y buen beber de esta ciudad generosa y abierta. La iglesia de Jesús de Medinaceli es uno de los grandes reclamos de esta parte de Madrid, castiza y emergente, junto al cercano Congreso de los Diputados y el gran hotel PALACE de toda la vida. Son calles bulliciosas y vitales, en las que han ido apareciendo bares, restaurantes típicos, tabernas, bares de copas en abundancia, convirtiendo Huertas en uno de los centros neurálgicos de ocio madrileño. Hay para todos los gustos, desde los sitios para bolsillos repletos hasta humildes y sencillos establecimientos que dan bien de comer y no te rompen el presupuesto.  Mi primer gran itinerario por el Madrid castizo seguirá siendo el de La Latina, pero el de Huertas ocupa ya el segundo lugar de mis preferencias cuando lo que quiero es sentir el alma y la pureza de mi querido Madrid.

Uno de los lugares descubiertos en mi peregrinar festivo por esta zona es EL RINCÓN DE JOSE, un local pequeño y muy coqueto, donde se apretuja la nómina larga de clientes que vienen aquí a dejarse llevar por las sugerencias de gran jefe JOSÉ RAMÓN VÁZQUEZ y a comer bien, que es de lo que se trata. A Jose lo conocí en la radio, cuando, por intermediación de Guillermo Valadés, se acercó una tarde a vernos y nos trajo unas gambas deliciosas para compartir con el equipo del programa. Desde ese día nos convertimos en admiradores de su pequeño local, siempre lleno de buena gente. Me sorprendió la ensaladilla de la casa, que es distinta a todos las que he probado antes y que tiene su sello personal de altura. La mezcla de ventresca con tomate destaca por la calidad extra de ambos productos. Hacen muy bien el pulpo a la brasa, una moda que se está imponiendo con fuerza, aunque a mí me sigue gustando más el pulpo á feira, que es mucho más gallego. No dejéis de probar los callos, porque este plato es una de sus grandes y personales señas de identidad. Las conservas y los embutidos no se quedan atrás y tienen categoría. La carrillera al vino tinto es de las mejores que he probado últimamente. Y, como plato fuerte, la carne que Jose trata con mucho cariño para que llegue a tu mesa con el punto perfecto y con unas patatas fritas hechas al momento como complemente ideal. Todo sabe bien aquí y no presumen de ello, todo lo hacen con sencillez y humildad. Vale la pena venir a esta zona castiza de Madrid y pasarse por el RINCON DE JOSE para disfrutar de unos momentos mágicos bebiendo y comiendo, mientras Jose se esfuerza en que vuestras vidas sean mucho más felices. Por supuesto, podéis ir de mi parte. Os invitan a algo, seguro.

 

 

EL RINCÓN DE JOSE

c/Duque de MEDINACELI, 12

28014 – MADRID

Tfno.. 914 29 90 73

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s