EL BOYA

El Sur de la isla de Gran Canaria se ha convertido en uno de los grandes paraísos turísticos de nuestro país. La clarividencia de algún avispado empresario produjo este milagro de sol y prosperidad, que está atravesando su punto álgido de éxito. Maspalomas, San Agustín, Playa del Inglés, Amadores, Puerto Rico, Arguineguín, Puerto Mogán y un largo etcétera de lugares únicos jalonan el mapa más atractivo de esta isla genial. A mí me gusta decir, y lo hago con conocimiento de causa, que los españoles tenemos el mejor CARIBE a dos horas y media de viaje y no necesitamos un vuelo transoceánico de diez horas para disfrutar de los encantos del mejor clima del mundo. Todo está aquí, en el Caribe Canario, en el que la vida pasa felizmente con sonido puro de mar y sabor alegre de fiesta y diversión. En cuanto al asunto de la manduca, no hay que complicarse demasiado la vida para encontrar lugares “especiales” donde la comida es de verdad y los pescados presumen de frescura. A mí me llevó a EL BOYA mi querido amigo canario RAMÓN SUÁREZ, que tanto sabe de turismo y de Canarias. Y me llevé una sorpresa mayúscula. Es un bar humilde, sin pretensiones, de mesas irregulares y ambiente marinero, situado en la playa de Arguineguín, la patria chica de los VALERÓN y de DAVID SILVA que suelen andar por allí alguna vez. Está siempre abarrotado de parroquianos y con ese olor a autenticidad que tienen los pequeños grandes templos del buen comer.

No pidas exquisiteces en EL BOYA. Allí se va a tomar pescado y pescado de verdad y, por supuesto, todas las excelencias marineras de la cocina canaria. Empieza por el gofio “escaldao”, te lo van a poner aunque no lo pidas porque es de degustación obligada en el lugar. Que no falte en tu lista de pedidos la cebolla frita con gambas, una especialidad de la casa que está de chuparse todo. Cualquier pescado que pidas aquí no te va a defraudar. Yo tuve la suerte de comerme una noche unos salmonetes gigantes en su punto de fritura y sabor, que no he podido encontrar en ningún otro sitio. La carta es brutal, pulpo en salsa, ropa vieja de pulpo, salpicón de huevas, calamares deliciosos, los famosos longorones (en temporada), caballas, viejas, gallos chicharros, sardinas, langostinos fritos, hasta sancocho tienen todos los viernes del año. Y, cómo no, los mejores quesos tiernos canarios y unas papas arrugás de categoría con el mojo especial de la casa, que pica lo que tiene que picar, que así tiene que ser el mojo canario, bonito y picón. Para que no falte de nada, pide el pan blanco BIZCOCHO que tanto gusta por allí y un buen vino de Lanzarote para finalizar la visita a uno de los lugares más originales del sur de Gran Canaria. Toda la familia te va a recibir como uno más de la misma. Y puedes ir de mi parte sin problemas. Creo que hasta les caigo bien

 

 

EL BOYA – BAR PLAYA
C/Santa Agueda, 32 (Junto a la fábrica de cemento)
ARGUINEGUÍN- El Pajar
(Sur de GRAN CANARIA)
Tfno..928 735 314

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s